Bocinas inalámbricas.

Revolucionan la nueva era musical

En la actualidad la tecnología está en todo lo que usamos y también en todo lo que hacemos.

El mundo de la música, su industria, sus artistas, su tecnología y sus constantes intentos de innovación, han mantenido al público a la expectativa desde que Mozart tocaba para el rey, hasta la creación de las bocinas inalámbricas. Durante todo este tiempo, la música no ha dejado de fascinar a los humanos ni un solo minuto, debido a que relaja, anima, acompaña y alegra.

Para todo estado de ánimo hay una canción y para toda canción hay un público que debe ser cautivado, es por eso que las compañías de ésta industria trabajan junto a las corporaciones de tecnología en audio, para que produzcan bocinas inalámbricas y alámbricas con la fidelidad suficiente para que un tema pueda ser apreciado al 100%.

La industria de la música, el sonido y la calidad de éste, han recorrido un largo camino desde los tiempos del fonógrafo. En aquel entonces la gente estaba acostumbrada a oír tierra, pops, cracks y sonidos externos en las grabaciones, inclusive pensaban que esos errores eran elementos que le daban credibilidad al arte. No obstante, desde la introducción del disco compacto en 1982, la música comenzó a ser digitalizada y a sonar auténticamente bien, a tal grado que escuchar ruidos salir de las bocinas inalámbricas, hoy día es sinónimo de fallas y problemas en el aparto, no en la grabación.

Nunca hubo un tiempo en que la música no fuera comercial, es por eso que el audio y sus reproductores deben de ser de máxima calidad, así mismo, estos últimos deben tener tarjetas de audio suficientemente amplias para soportar las masterizaciones actuales, ya que, de no ser así, la intensidad de la música puede dañarlas.

Las bocinas inalámbricas de la actualidad son uno de los grandes avances tecnológicos de la nueva era, ya que no solamente cuentan con una fidelidad impresionante, excelentes tarjetas y entradas para distintos tipos de dispositivos, sino que también tienen un tamaño excepcional, un peso ideal y un precio aún más irresistible.

Por otro lado; a diferencia del walkman creado por Norio Ohga y el discman creado por la compañía que preside; las bocinas inalámbricas actuales no solamente ofrecen la posibilidad de llevar la música contigo, sino que te brindan la posibilidad de compartirla con tus seres cercanos. Además, te dan beneficios con los que las generaciones pasadas de melómanos solamente pudieron soñar, ya que unas bocinas inalámbricas Jam tienen 10 veces más fidelidad que las grabadoras inalámbricas de los ochentas, son hasta 20 veces más ligeras y sus tarjetas de audio son tan potentes que es difícil que un sonido se vicie.

Por otra parte, el precio de unas bocinas inalámbricas Jam es hasta diez veces menor que el de las hoy obsoletas grabadoras y la forma de adquirirlas es sencilla, ya que ni siquiera es necesario salir a comprarlas. Servicios como CV Directo ofrecen bocinas inalámbricas de ésta y otras marcas a sólo mil pesos, divididos en tres cómodos pagos de $350. Así mismo, las ofrece en una amplia variedad de colores como fresa, uva, mora azul, mora negra y manzana verde, entre otras.